Al borde del precipicio

Al borde del precipicio

Cuando todo da un giro de 180 grados, cuando recuerdas la frase ..» cuando menos te lo esperes…», cuando miro dos veces para asegurarme de la realidad, cuando avanzo sin mirar que estoy al filo del precipicio….
Cuando me llaman y no estoy, cuando ya no espero que me llamen, cuando la felicidad llama a la puerta junto a la soledad, ahí es el momento de avanzar aún sabiendo que estoy al filo del precipicio. Y porque es el precipicio el que me da la fuerza para no retroceder, para vencer el miedo a caerme…

Sofía Alonso Díaz



Deja un comentario