El dolor

El dolor

Nunca fue ni es buena opción esconderse bajo las mantas, creyendo así que el dolor desaparecerá por sí solo. Tampoco es buena opción huir.
.
Puede que en tu intento de huida, creas que ya no está. Pero está. Y te lo hará saber. Porque es lo que tiene el dolor, tiende a seguirte a todas partes.
.
La forma en que éste puede minimizarse, es aceptándolo, conviviendo con él sin luchar en contra y mirándolo de frente.
.
Así, poco a poco se irá difuminando entre todo lo demás.
.
No es fácil, no es rápido, solo es lo que es. El tránsito del dolor.
.
Sofía Alonso Díaz



1 pensamiento sobre “El dolor”

  • Nada más desesperante que eso, pero sólo puedo pensar en este momento, el ahora, reconocer que el dolor está frente de mí, pero tal vez mañana llegue una esperanza, una oportunidad para opacarlo un poco más aunque no se vaya.

Deja un comentario