La escritura como vía de escape

La escritura como vía de escape

Sabemos que la escritura puede llevarnos a un estado de liberación brutal. ¿Pero qué ocurre cuando escribimos para que esto pueda ser así?. Cuando escribimos, nos encontramos a solas con nosotr@s mism@s. Sentimos que estamos en la total confianza para mostrarnos cien por cien sin miedo a juicios externos. La escritura como fuente de expresión nos hace sentir mucho más libres. Y eso exactamente es la escritura expresiva.

La escritura expresiva sería el acto de escribir con el fin de liberar emociones y minimizar el dolor de hechos que nos ocurren o nos han ocurrido.

El escribir nos ayuda a adentranos un poco más en nosotr@s y nos da la oportunidad de conocernos aún más. Nos resulta más fácil así tener una visión general de nuestras emociones y sentimientos.



El acto de escribir es suficiente en sí mismo; sirve para clarificar mis pensamientos y sentimientos. Es una parte integral de mi vida mental; las ideas surgen y cobran forma en el acto de escribir”, Oliver Sacks.

Por mucho que queramos, a veces nos resulta imposible desahogarnos cien por cien con los demás. Siempre hay una parte que parece que nos olvidamos de decir o simplemente no lo decimos para no exponernos a lo que puedan pensar el resto. Por eso, en ciertas ocasiones necesitamos que salga y para ello lo hacemos escribiendo.

La escritura nos da la oportunidad de poder liberarnos de aquello que necesitamos deshacernos. Y a su vez, nos ayuda a nuestro desarrollo personal sin miedo a que se invada nuestra intimidad.

La persona que se atreve a escribir

Sí, he dicho bien, que se atreve. Porque no todo el mundo se atreve a ponerse cara a cara con lo que le angustia, le da miedo y encima a solas. A veces preferimos mirar a un lado y no rascar más de la cuenta, no vaya a ser que nos encontremos con algo que no nos guste.

Por eso, siempre he creído que la persona que escribe es muy valiente. Eso mismo lo reflejo en este texto que escribí sobre este mismo tema. Creo que dejo claro mi punto de vista.

“No es nada fácil escribir desde las entrañas. Porque hacerlo nos hace tomar conciencia, remover heridas cicatrizadas superficialmente y mirar a la cara a lo que tememos. Así que de fácil nada. Pero si consigues hacerlo, si consigues escribir desde tu interior más profundo y escondido, será segurísimo algo jodidamente gratificante” , Sofía Alonso Díaz

Beneficios de la escritura expresiva

  • Eficaz vehículo para hacer más saludable al personaje de nuestra historia (nosotros mismos) y las maneras de interrelacionarse con los demás y su entorno.

  • Hacer frente mediante la escritura a estas emociones inhibidas libera tensiones.

  • Puede producir la extinción de las respuestas emocionales negativas mediante la escritura repetida de los recuerdos traumáticos.

  • Ayuda a reducir la ansiedad. Ya que podemos afrontar de inmediato a eso que tanto tememos. Nos expone al problema y a la solución prácticamente sin exponernos a ella de forma directa.

  • Igual pasa con el estrés. Escribir nos ayuda a ordenar ideas y pensamientos. Esto favorece mucho a que no se nos acumule la ideas, por consecuencia el estrés disminuye favorablemente.

  • Es una vía de escape inmediata, que está ahí siempre que queramos y necesitemos. No necesitamos esperar para acudir a ella. Muy eficaz para las personas impulsivas que pueden tomar la escritura como escape a esa impulsividad. Y así ahorrarse más de un disgusto por lo que dijeron de más.

En definitiva, la escritura puede ser una vía super eficaz para liberarse de los sacos que cargamos de más. Pero hay que abrirse, hay que echarse hacia adelante, hay que dejar la zona de confort a un lado y dejarse llevar.

Autora: Sofía Alonso Díaz





11 thoughts on “La escritura como vía de escape”

  • Hola Sofía,
    No podría estar más de acuerdo con lo que dices.
    Necesito preguntarte algo … a veces me gusta poner un wiget de texto en la barra lateral de mi blog ¿me autorizarías a poner? esto del tuyo : “No es nada fácil escribir desde las entrañas. Porque hacerlo nos hace tomar conciencia, remover heridas cicatrizadas superficialmente y mirar a la cara a lo que tememos. Así que de fácil nada. Pero si consigues hacerlo, si consigues escribir desde tu interior más profundo y escondido, será segurísimo algo jodidamente gratificante” , Sofía Alonso Díaz.
    Espero tu respuesta
    Un abrazo

  • Te lo agradezco mucho Sofía, voy a ver si copio la URL de tu blog para incluirla también.
    Te he pedido esto porque me encantó. Y porque lo he hecho ya incluso con poetas o escritores que no conozco.
    Un beso

  • Ya está colgado el texto y enlace a tu blog en la barra lateral (así se ve en el ordenador, y en el móvil más hacia el final).
    He tenido que reducirlo ‘un pelín’ porque quedaba largo. Por favor, echa un vistazo cuando puedas y dime qué te parece

  • Hola Sofía, me parece un gran artículo lleno de verdades. Escribir es un acto valiente y nos ayuda a reflexionar y expresarnos, a sacar eso que tenemos dentro y nos cuesta decir con palabras.

    Un saludo.

  • Muy buena presentación amiga. Yo mismo hace … años lo practico. No siempre con éxito, cierto. Pero lo fundamental no está en el lector, sino en la necesidad de expresar la sensación espiritual vivida en un determinado instante. Si tiene lectores, pues muy bien, fabuloso. Sino los tiene, muy bien, fabuloso. El objetivo que cumplido en el momento de escribirlo cumpliendo esa labor terapéutica que necesitaba, cauterizando la soledad en la noria.

  • Fabulosa entrada. Una cosa que me sorprendió al comenzar a escribir, es la imposibilidad de parar una vez se empieza.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

Deja un comentario