Sexting…¿te suena?

Sexting…¿te suena?

Esta nueva diversión se trata del envío de mensajes con contenido sexual (imágenes o vídeos de un@ mism@ en situaciones provocativas y comprometedoras). Y hoy en día es algo que está muy de moda incluso entre los más jóvenes.

Diversión, coqueteo, flirteo, un regalo a la pareja o simplemente para sentirse bien… lo cierto es que la mayoría de los adolescentes confían ciegamente en las nuevas tecnologías sin ser conscientes de que la rápida difusión que permiten hace que el remitente pierda completamente el control sobre el contenido difundido. El sexting jamás debería tomarse a la ligera por sus graves consecuencias: acoso, ciberacoso, burlas, extorsión, etc.

eyes-310576_960_720

Ojito con el sexting…

Hay que tener mucho cuidado con qué, cómo y a quién se mandan ciertas cosas. Ya seas tú el que envíes o recibas, cuidado a dónde va esa información, una vez que sale del móvil , se ha perdido el control de ella.

En el caso de que te lleguen fotografías por equivocación de alguien, no las difundas, bórralas y haz saber al emisor lo que te ha enviado por error. Cuidado también con incitar a que te envíen ciertas fotografías, que aunque no se tengan malas intenciones, una vez que se ha enviado ya no pertenece a nadie y pertenece a todo.

El sexting puede ocasionar muchos problemas psicológicos que jamás deben menospreciarse. Se han llegado a dar casos de suicidios originados por esta modalidad y, sin necesidad de llegar tan lejos, infinidad de casos de ansiedad, depresión, pérdida de autoestima, humillaciones o aislamiento social.

Ser meticulos@ con el contenido que se envía y recibe es la mejor de las maneras para no sufrir las consecuencias negativas de esta moda del siglo presente.

Autora: Sofía Alonso Díaz



Deja un comentario