Un café, un cuaderno y un lápiz – Páginas matutinas

Un café, un cuaderno y un lápiz – Páginas matutinas

Es cierto que he hablado muchas veces de usar la escritura como desahogo, pero hoy quiero hablarte de una técnica en concreto, escribir tres páginas cada mañana, por una cara. A este método se le llama páginas matutinas.

Nada como empezar las mañanas con un buen café, un cuaderno y un lápiz. Podemos escribir sobre un recuerdo, el sueño que tuvimos, lo primero que venga a la mente, sin censura, sin pensar que alguien más va a leer el resultado final. Escribir y punto.

La mano debe estar siempre en movimiento y sin que se frene. Cuando se detenga, no pienses, solo sigue escribiendo.

Si continuamos sin reservas, movidos únicamente por el impulso de escribir, con toda seguridad terminaremos en un punto que aunque no imaginábamos, de algún modo ya conocíamos.

¿Por qué por las mañanas?

Comprobarás que por las mañanas todo está calmado y en silencio. Todo el mundo duerme, no hay urgencias ni discusiones con lo que el esfuerzo de mantener la concentración será más sencillo. Es menos probable que surja algo inesperado que te impida hacerlo. Y por otro lado, justo cuando te acabas de levantar tu mente está descansada y relajada.

¿Cuál es el objetivo principal?

Aunque al principio pueda parecer así, está muy lejos de perder el tiempo. La idea principal es “llegar al otro lado”. Pasar por encima de nuestra negatividad, de nuestros altibajos, de nuestros miedos, de nuestra inflexibilidad, nuestro perfeccionismo, etc.

Os animo a que probéis. Sé que hay mil excusas para no hacerlo: que si ya madrugamos bastante como para tener que levantarse media hora antes… Bien, entonces os propongo hacerlo durante tres días y, si en tres días no notáis ningún cambio, dejadlo. Pero vais a notar un cambio y de pronto os encontraréis conectados a algo. Sólo tres días para empezar. Ya me contaréis qué ha pasado.

Autora: Sofía Alonso Díaz



3 pensamientos sobre “Un café, un cuaderno y un lápiz – Páginas matutinas”

Deja un comentario