Una de las tantas paradojas que tiene la vida

Es curioso ver como conviven día tras día con el “NADA ES IMPOSIBLE” aquellas personas que tienen razones suficientes para maldecir y quejarse por sus vidas. Mientras otr@s a los que la vida les ha tratado con suerte, conviven con el “NO TODO ES POSIBLE” , tiran la toalla y se resignan a perder sólo por no querer luchar lo suficiente. Sofía Alonso Díaz



Deja un comentario