Vivir con prisas

Vivir con prisas

Alguien me dijo una vez: ” detrás de la prisa sólo queda la muerte”. Y confieso que no entendí que quería decir. Supongo que en la infancia los únicos mensajes que entendemos son los simples y directos. Éste lo era, ahora sí lo sé.


Prisa, prisa y más prisa a todos lados y en todas partes. Pareciera que a todos los lugares llegamos tarde, aunque así no lo sea.

Y entre prisas y prisas se nos pasa la vida sin darnos cuenta. Eso es lo que hay después de la prisa, el final del recorrido, el final del camino. Sin disfrutar, sin divisar, sin ser consciente del camino ya que vamos nublados por la gran prisa.


”Detrás de la prisa solo queda La muerte”, ahora lo veo claramente.

Sofía Alonso Díaz



Deja un comentario