¿Escribir sobre mis problemas?

¿Escribir sobre mis problemas?

En ocasiones solemos esconder nuestros sentimientos cuando estamos con otras personas. Nos da reparo reconocer que sentimos emociones que consideramos negativas y que creemos, erróneamente, nos hacen parecer personas débiles a los ojos de los demás. Queremos ser fuertes a nivel emocional, no dejarnos afectar fácilmente por casi nada y dar una imagen de “persona madura y racional”.

Y es que hay una gran distancia entre no mostrarte tal cual eres, con tus debilidades incluidas, ante tu entorno y estar a todas horas contando penas y miserias. Una gran distancia sí.

Pero a veces, aunque seas capaz de hablar con tu entorno de lo que te pasa, no puedes hacerlo al 100%. Por eso, yo siempre aconsejo escribir.

Lo ideal es como complemento, no como sustituto de expresarte con tu entorno cercano y desahogarte con él. Ya que afrontar un problema sintiéndote arropado por las personas que aprecias es fundamental.

Escribir sobre los problemas que nos invaden no es una tarea fácil, siempre lo digo. Pero sí  bastante útil.

No hay una situación ni unas condiciones ideales para saber si alguien se encuentra preparado para escribir. Supongo que lo principal y lo más obvio, es que quieras hacerlo.

Pero si no estás acostumbrado a escribir o tienes manía a la escritura, la toma de contacto puede ser doblemente agotadora.

Con esto no quiero decir que si no es tu hobby o no eres la típica persona acostumbrada a escribir sobre sus emociones, no puedas comenzar a hacerlo desde ya. Siempre puedes empezar, es más yo es a lo que te animo, pero poco a poco y de forma progresiva.

Hay casos de personas que se desnudan totalmente en la hoja en su primera toma de contacto y les resulta de muchísima ayuda, sí es cierto, pero eso no quita que ante la duda calma y precaución.

Para los que ya previamente sí han tenido contacto con esta herramienta, yo recomiendo varios pasos para escribir sobre el problema:

  • Primero y el más importante, es definirlo y con todas sus letras. ¿En qué consiste exactamente?¿Dónde está?¿Cuando aparece?¿Existe algún responsable?¿Cómo y por qué sucede?. Es muy positivo dedicar tiempo a identificar cada detalle.

  • Segundo, ahora debemos centrarnos en que queremos hacer con el problema, cuál es nuestro objetivo realmente.

  • Tercero y final,  tendrás que ver qué estrategia es mejor para lograr tus objetivos y superar el problema.

Si tuviera que dar razones por las cuales la escritura es beneficiosa para afrontar los problemas, diría porque nos ayuda a tener un punto de vista más amplio y más externo. Desde la distancia es mucho más fácil entender cómo hemos llegado a ese punto. Es un gran ejercicio para empatizar con nosotros mismos desde la lejanía y desde un plano más objetivo (a veces muy necesario).

Nos ayuda a procesar lo ocurrido de forma muy distinta y así poder plantear conclusiones y soluciones que desde dentro de la burbuja cuesta más. Nuestro problema se expone hacia otra visión, que puede ayudarnos a cambiar y ver la situación de manera menos catastrófica y mas fácil de resolver.

¿Y tú?¿Crees que la escritura puede ayudar en este caso?.

Autora: Sofía Alonso Díaz



2 pensamientos sobre “¿Escribir sobre mis problemas?”

  • Sí, lo creo firmemente. A mí me ayuda bastante desahogarme en papel, parece que tengo un GRAN problema y resulta que cuando lo escribo, lo supero.
    Un placer leerte, has definido perfectamente lo que puedo sentir al escribir. Un saludo

  • Gracias por tus palabras. Me alegra enormemente que la escritura consiga eso en ti. Saludos para ti también!!

Deja un comentario