Mi lupa y la de nadie más

Mi lupa y la de nadie más

Ya lo sé, es nuestra lupa la que nos viene mejor para divisar el horizonte. Ella de alguna forma responde o da afirmación a nuestras creencias. Nos sentimos cómod@s mirando a través de nuestra propia lupa y así todo es mucho mejor.

 Puede interesante  >>>  Formas de distorsionar la realidad

¿Para qué mirar más allá? ¿para qué tener nociones de algo más que lo que a mí me interesa?. Desecho lo que me es indiferente y me quedo con lo que tiene valor en mi vida o mis propósitos. 

¿Pero realmente es así? ¿me beneficia mirar al mundo sólo y únicamente desde mi propia lupa?.

“Correcto e incorrecto, tal como bueno y malo son el resultado de nuestra percepción y perspectiva establecida a través de los años por nuestra experiencia “. Rob McBride

Nos enseñan desde pequeños a que cada elección que tomamos, nos lleva a ignorar otra realidad. Y de eso se trata, de ignorar hasta tal punto que el aro de nuestra lupa sea lo máximo posible ajustado a nosotr@s, para poder centrarnos de lleno en eso que elegimos sin que haya ninguna distracción.

Claro que en la vida hay que elegir y por supuesto que la suma de elecciones nos lleva a una reducción de un espectro infinito. Pero no es eso, es la manía, la maldita manía de creer que sólo tu lupa es la válida. Una lupa reducida  para ver sólo lo que hemos querido y queremos ver. 



Sí, hay muchas más lupas, tantas como cabezas de este mundo. Por eso y sólo por eso tendríamos que dar más opción a la duda cuando no se trata de la nuestra. 

¿Y si nos diera por mirar a través de otras lupas?. Lo sé que la nuestra es la más bonita, la más ajustada a la realidad y la más ancha que cualquier otra. Pero si lo hiciéramos, veríamos una lupa adaptada a su dueñ@, color, forma, respuestas… Todo diseñado en la justa medida para quien hace uso de ella. Lo que para nosotros es una verdad como un templo, puede que para esa lupa sea una mentira descomunal.

¿Y qué hacemos?. Soltar esa lupa como si nos quemara las manos. Para nosotr@s es horrible y sin sentido todo lo que vemos a través de ella. Así que a tomar viento la lupa, nos quedamos con la nuestra.

” Ésa es la verdadera libertad: ser capaz de salir de uno mismo, atravesar los límites de nuestro pequeño mundo individual para abrirse al universo”. Alejandro Jodorowsky

Por lo tanto ahí vamos, con nuestra lupa a todos lados. Miramos al mundo a través de ella y de ninguna otra. Como si esa fuera la única y mejor manera de conocerlo, entenderlo o palparlo.

Autora: Sofía Alonso Díaz

 



6 thoughts on “Mi lupa y la de nadie más”

Deja un comentario