ojalá te ames

Hasta que no aprendas a quererte, a aceptar limitaciones, a asumir defectos (y querer mejorarlos, simplificarlos, minimizarlos), saber utilizar las virtudes… No sabrás querer a los demás ni identificar quien te quiere bien. Por lo que deseo realmente que te ames, ojalá… con todas tus fuerzas, sin límites, sin nada ni nadie que te lo impida, comíendote al mundo por los pies y desechando la porquería al paso. Ojalá… 

Sofía Alonso Díaz



Deja un comentario